El Colegio La Inmaculada y San José de la Montaña , es un Centro Educativo de la Congregación Madres de Desamparados y San José de la Montaña. Nuestra fundadora, la Beata Petra de San José, fundó la Congregación en 1881 (Málaga). Madre Petra llega a Ronda en 1883.

En colaboración con las familias y con el deseo de que el alumno sea el protagonista de su aprendizaje, la Comunidad educativa del Colegio La Inmaculada y San José de la Montaña,   promueve la educación integral de los alumnos desde una visión trascendente de la persona y del mundo que propone a Jesucristo como máxima realización del ser humano.

Trabajamos para conseguir la excelencia humana y cristiana de nuestro alumnado y eso requiere sumar esfuerzos de todos los que perseguimos el mismo objetivo; para ello contamos, en primer lugar, con recursos humanos competentes tanto en formación como en trabajo en equipo.

La Comunidad Educativa formada por los alumnos, sus familias, las Religiosas, los profesores y el personal de administración y servicios, animados por los mismos valores y con un fuerte sentimiento de pertenencia al Centro, constituye el principal recurso humano del Colegio.

El Colegio La Inmaculada y San José de la Montaña  es una escuela integradora que, desde su concepción trascendente del mundo y del ser humano, atiende a la formación de la totalidad de la persona. Es un Centro Educativo de la Iglesia Católica que transparenta el Mensaje de Jesucristo y donde se promueven los valores evangélicos, en un ambiente en el que todos, educadores, alumnos y padres, pueden madurar en su fe personal y encontrar momentos para expresarla y dar testimonio de ella.

Es de calidad por su facilidad para evolucionar y estar comprometida con un modelo de gestión que implica a todos los miembros de la Comunidad Educativa. Abarca procesos de análisis de rendimiento, que aplica de forma sistemática y continua, en proceso de mejora y renovación constante.

Es diferenciada y valorada no solamente por el nivel intelectual y académico de los conocimientos impartidos, sino también por su capacidad y eficacia para formar personas libres, solidarias con los demás y abiertas a lo trascendente y comprometidas en la mejora de la sociedad.

El Colegio La Inmaculada y San José de la Montaña,  para cumplir su misión y ser coherente con la visión que desea proyectar, opta por principios y valores que guían, motivan e ilusionan nuestra actividad. Es en la persona del alumno donde quedan reflejados estos principios y valores:

  • La persona que se hace y crece desde su interior, que se valora por la calidad de sus motivaciones y razones para vivir ella misma y en relación con los demás.
  • La persona que desde su libertad no sólo es capaz de trabajar para otros, sino que tiene como ideal de su realización humana el poder llegar a ser y a vivir para los demás.
  • La persona que reacciona activamente ante toda forma de deshumanización, injusticia, discriminación, insolidaridad… porque sus actitudes más profundas son de justicia, fraternidad, libertad, solidaridad, elementos básicos para construir una sociedad en la que no se atente contra la dignidad humana y se pueda vivir en paz.
  • La persona, que es capaz de suscitar en sí misma y en otros una esperanza creadora y superadora de las inercias y resistencias propias y ajenas.
  • La persona, que busca el desarrollo de su personalidad también por el esfuerzo y el éxito académico, no en emuladora competición con otros, sino en colaboración y solidaridad con todos.
  • La persona, que para lograr el ideal de su realización, hace objetivo importante de su vida el servicio de la fe y la promoción de la justicia.

El Colegio, al proponer esta misión, visión y valores inspirados en el Evangelio, lo hace desde el respeto a otras creencias. Ofrece su visión cristiana del hombre y de la sociedad en la convicción de que los valores de la persona quedan plenamente iluminados y promovidos con el anuncio del mensaje de Jesucristo.

A partir de estos valores, que por ser cristianos son plenamente humanos, el Colegio quiere conseguir que todo lo nocional aprendido por sus alumnos pase a ser real en su manera de actuar en el Colegio y en la vida.

X
X