Nuestra fundadora, Madre Petra, llega a Ronda acompañada del padre Francisco Coca , el 18 de enero de 1883. Su deseo inicial era fundar un asilo de ancianos, pero como la ocasión era de ayuda en un hospital, aceptó pensando que una vez allí sería más fácil optar por el otro apostolado,  mientras    le rogaba  a la Virgen de los Desamparados que intercediera en su favor.

Habían transcurrido ocho días cuando se presentó en el hospital don Antonio Ruiz Higuero, solicitando hablar con Madre Petra. Le expuso que hacía tiempo que deseaba crear  una fundación para niñas huérfanas sin recursos. El 19 de Marzo de 1884 se inauguró oficialmente el Asilo. Madre Petra le puso el nombre de San José, para que fuese padre y protector. También comenzaron las clases gratuitas para externas sin recursos.

Algunas señoras del pueblo hablaron con Madre Petra para que pusiera una clase de pago y así poder mantener su labor con los más necesitados. Madre Petra cedió y fundó “La Inmaculada”. Así siguió por mucho tiempo con los dos colegios, uno de San José y el otro de La Inmaculada., hasta 1975 que se fundieron en uno solo llamándose como en la actualidad: “La Inmaculada y San José de la Montaña”.

A lo largo de nuestra historia han ido pasando por el Centro distintas Religiosas y Directoras; todas ellas han continuado con el legado de Madre Petra, firmeza y ternura, impregnando a nuestro profesorado, cuya labor no es sólo dar conocimientos, sino junto a ello transmitir valores religiosos, humanos y sociales, que vayan formando a la persona de manera íntegra.

Hoy en día el colegio es concertado, con alumnado escolarizado desde Infantil de 3 años hasta 4º de la E.S.O. Nuestra comunidad educativa está formada por  las familias, el alumnado, el claustro de profesores y el personal de administración y servicios, cada uno de los cuales  aporta  lo mejor de sí mismos para hacer de ésta una realidad rica en diversidad, que nos hace compartir y discernir los procesos convenientes para la consecución  de una verdadera educación.

Nuestro colegio, junto con otros centros educativos repartidos en el territorio nacional y en varias partes del mundo, forma la familia de Colegios MD,  que pertenece a la  “Congregación de Madres de Desamparados y San José de la Montaña”. Se llama así para significar con el nombre de “MADRES” que sus religiosas, atraídas por la caridad, han de ser para los desamparados lo que las madres son para sus hijos por el amor natural.

X
X